Cómo mantener los dientes perfectos - Clínica Dental Sedano

Cómo mantener los dientes perfectos

dientes perfectos

El mantenimiento y el cuidado dental son pequeñas acciones diarias que guardan la salud de nuestros dientes. Son así pasos sencillos que no deben ocupar demasiado tiempo en nuestra rutina, pero a pesar de ello, si se quieren mantener unos dientes perfectos, tanto en aspecto como en salud, es importante que los sigas de manera rigurosa.

En Sedano Clínica dental somos especialistas en el mantenimiento de la sonrisa perfecta, con nuestros odontólogos podrás tener un asesoramiento y tratamiento personalizado de tus dientes. Puede pedir cinta en nuestra clínica en Granada.

Consejos para mantener dientes perfectos

Ya no tienes que preguntarte más cómo mantener tus dientes perfectos. Sabemos que los problemas bucales son realmente comunes y pueden provocar verdaderas molestias, pero parte de la solución se basa en seguir una correcta rutina de higiene bucal. Te contamos en este artículo la rutina más aconsejada por los especialistas y sus trucos, así como sus recomendaciones.

Cepillado dental

El debido cepillado dental ayuda a prevenir las caries, la gingivitis y las consecuencias de una mala salud bucal en general, si quieres saber más sobre las posibles enfermedades y perjuicios puedes acceder a nuestro artículo sobre cómo afecta una mala salud bucal. De tal modo que la higiene dental mediante del cepillado es crucial para mantener nuestros dientes perfectos.

La rutina del cepillado mantiene unos pasos y requerimientos muy accesibles y sencillos, pero que hay que seguir de manera minuciosa y exhaustiva:

  1. Para mantener tus dientes perfectos haz uso de un cepillo de dientes con cerdas suaves y, preferiblemente, con un cabezal pequeño. Los cepillos de dientes eléctricos son una buena opción, ya que pueden ayudar a eliminar más placa y reducir la presión en las encías. Los cepillos manuales o tradicionales son también útiles, pero si no sabes cuál es más beneficioso, puede leer nuestro artículo acerca del tema, cepillo manual vs. eléctrico.
  2. Aplicar la cantidad recomendada de dentífrico o pasta dental ayudará a que limpiemos correctamente nuestra boca y no sometamos a una cantidad abrasiva del mismo a nuestros dientes. Lo ideal es que esta cantidad sea del tamaño de un guisante; a su vez, la pasta dental ha de ser recomendada por un especialista debido a las necesidades el paciente. En Clínica dental Sedano ofrecemos el asesoramiento y cuidado dental que nuestros pacientes necesitan y buscan.
  3. Coloque el cepillo de dientes contra los dientes y las encías, en un ángulo de 45 grados.
  4. Los movimientos han de ser suaves y circulares en cada diente, asegurándose de cepillar todas las superficies de estos, incluyendo la parte interna, externa y la superficie de masticación.
  5. No olvides cepillar la lengua y el paladar suavemente para eliminar las bacterias que causan mal aliento.
  6. Enjuague así su boca con agua para eliminar cualquier residuo de pasta dental y comida.
  7. Para obtener una limpieza completa, cepille sus dientes después de cada comida, un promedio de tres veces al día durante al menos dos minutos cada vez.
  8. Reemplaza el cepillo de dientes cada tres o cuatro meses o cuando las cerdas estén desgastadas o dañadas.

Irrigadores bucales

Este dispositivo de higiene bucal que produce un pequeño chorro de agua pulsante que limpia los dientes y encías. Estos irrigadores bucales pueden ser de mano o de sobremesa y funcionan mediante la eliminación de restos de alimentos y bacterias en las zonas interdentales y en las bolsas periodontales.

La complementación de la rutina diaria de limpieza bucal con un irrigador bucal mejora la salud de tus dientes y encías, haciendo posible el mantenimientode unos dientes perfectos. Estos dispositivos pueden ser especialmente útiles para personas con brackets, puentes dentales, coronas o implantes dentales. Sin embargo, los irrigadores bucales no reemplazan el cepillado y el uso de hilo dental diario y no son una solución para la limpieza dental completa.

Cepillos interdentales

Los cepillos interdentales son pequeños cepillos dentales diseñados para limpiar los espacios interdentales, que sirve para eliminar los restos de comida o la posible placa bacteriana que se encuentre en dichos espacio. Estos cepillos tienen una forma alargada y cónica, con cerdas suaves que pueden ser de diferentes tamaños y grosores dependiendo del espacio interdental que se quiera limpiar. Siendo así especialmente útiles para personas con brackets, coronas o implantes dentales, ya que los mismos suelen tener espacios a los que el cepillo de dientes convencional no accede con facilidad y por ende no limpia.

Para utilizar un cepillo interdental con eficiencia y mantener tus dientes perfectos, se debe insertar la punta del cepillo en el espacio interdental y moverlo suavemente de adelante hacia atrás varias veces. Es importante no forzar el cepillo en el espacio interdental para evitar dañar las encías.

Seda o hilo dental

La seda dental y el hilo dental son dos términos que se refieren al mismo producto: un tipo de filamento muy fino que se emplea para limpiar los espacios entre los dientes y debajo de la línea de las encías. El hilo dental es un elemento esencial de la higiene bucal diaria y ayuda a prevenir la acumulación de placa y la caries dental. El complementar la limpieza dental diaria con hilo dental, ayuda considerablemente a mantener unos dientes perfectos, ya que este filamento elimina la placa proximal y la placa subgingival.

Hay varios tipos de hilo dental en el mercado, como hilo dental encerado, no encerado, con sabor, con fluoruro, etc. La elección del tipo de hilo dental depende de las preferencias personales y las necesidades de cada persona. De tal modo, estos se deben utilizar al menos una vez al día, preferiblemente antes de acostarse a dormir.

Para hacer uso del hilo dental correctamente, se debe cortar un trozo de alrededor de 45 cm de largo, enrollar los extremos en los dedos índices y deslizar el hilo dental suavemente entre los dientes y debajo de la línea de las encías, en zigzag. Este movimiento ha de ser moderado para evitar dañar las encías y causar heridas en la zona.

Colutorio

Este es un líquido que se emplea para enjuagar la boca con el fin de eliminar los restos de comida y las bacterias que se acumulan en los dientes y las encías después del cepillado. También puede ser útil para aliviar el mal aliento y refrescar la boca. El colutorio contribuye a mantener los dientes perfectos.

Los ingredientes que puede contener un colutorio o enjuague bucal pueden ser el flúor para fortalecer el esmalte dental, clorhexidina para prevenir la gingivitis, alcohol para desinfectar la boca o aceites esenciales para refrescar el aliento. Es importante elegir un enjuague que se adapte a las necesidades individuales y las recomendaciones de un especialista.

Para utilizar un colutorio, se debe verter una cantidad adecuada en la boca, enjuagar durante unos 30 segundos y luego escupir. No se debe tragar el colutorio, ya que puede contener ingredientes que pueden ser perjudiciales si se ingieren en grandes cantidades.

Facebook
Twitter
LinkedIn