Como hacer que los niños no tengan miedo al dentista

Como hacer que los niños no tengan miedo al dentista

Miedo al dentista en niños

La preocupación por el miedo al dentista de vuestros hijos es normal, pero podemos ayudarles juntos a que la pierdan.

Todos hemos tenido esa pequeña fobia o preocupación cuando éramos pequeños, y, a veces, podemos transmitírselas a ellos.

Ahora como padres, podemos convertir la visita al dentista en una experiencia positiva para cultivar buenos hábitos bucales desde su infancia.

Aquí te compartimos algunos consejos para que los niños pierdan el miedo al dentista.

Trucos para perder el miedo al dentista

Podemos ayudar a un niño a superar su miedo al dentista con estos pequeños trucos:

  • Ir desde pequeños
  • No dar muchos detalles
  • Acudir a una clínica especializada
  • Entender el origen del miedo
  • Ser cercanos y positivos

 

De lo contrario, no querer ir al odontólogo puede afectar negativamente a la salud de su boca.

Para quitarles ese miedo, tanto dentistas como padres debemos hacer que disfruten de su visita a la clínica de odontopediatría.

Hay casos extremos que deben ser atentidos por profesionales, conocidos como odontofobia.

1. Acudir en edad temprana

Programar la primera cita dental desde que son pequeños puede ayudarles a poco a poco ir perdiendo ese miedo al dentista.

A los niños les encanta explorar, y cuando se familiarizan con el dentista desde pequeños, la visita se convierte en algo normal.

Así, ese miedo se podrá quitar muy pronto, e incluso hacer que no aparezca, pues a veces lo desconocido genera temor.

2. No dar más información de la precisa

Evita cargar a los pequeños con detalles innecesarios y diles las cosas de manera sencilla: que el dentista revisará sus dientes y los limpiará.

Explícales que el dentista es un amigo que ayuda a mantener sus dientes fuertes y saludables y a que su sonrisa sea mágica.

Puedes comentar tus preocupaciones a tu dentista para que ayude a tu hijo a conseguir que no tenga miedo a la visita.

3. Acudir a una clínica especializada en odontopediatría

Opta por clínicas especializadas en odontopediatría.

Una clínica dental infantil está diseñada pensando en los niños, con un ambiente amigable, cercano y divertido.

Los niños están más cómodos en un lugar que parece hecho para ellos, y se sentirán como en casa superando el miedo al dentista fácilmente.

Pasarte por el centro antes de la consulta puede ser buena idea para familiarizarse con el ambiente.

4. Comunicación abierta

Antes de la visita, habla con tus hijos sobre qué esperar y ayúdales a resolver sus dudas de manera abierta.

Cuando entienden el proceso, se sentirán más seguros y menos asustados, así que deben percibir que están arropados.

Debemos transmitirles, con temas agradables y entretenidos que puedan distraerles:

  • Cariño
  • Paciencia
  • Empatía
  • Tranquilidad
  • Positividad

 

Si conseguimos entender por qué sienten miedo, será más fácil ayudarles a eliminarlo, ya que muchas veces es por algo que han visto, oído o le han contado.

Es deber de padres y dentistas conseguir que los niños se deshagan de sus preocupaciones y pierdan el miedo a ir a la consulta.

Facebook
Twitter
LinkedIn